La computación en la nube es vital para el sector educativo

Computacion en la nube banner

Por qué la computación en nube es vital para el sector educativo

La computación en la nube está jugando un papel fundamental en el sector de la educación. Las soluciones de computación en la nube son versátiles y flexibles, y están cambiando la forma en que se prestan servicios educativos. Tras los cambios que produjo una digitalización forzada que indujo la pandemia, las instituciones educativas crearon experiencias educativas digitales que en muchos casos ha permitido el empoderamiento de los estudiantes sobre su aprendizaje en múltiples dimensiones, desde mayor control de su tiempo así como sobre dónde estudiar y cómo acceder a los contenidos educativos. 

La institución de hoy requiere una tecnología dinámica con administración simple y cómputo potente que empodere a los estudiantes, docentes y personal administrativo como nunca antes, y para ello la computación en la nube es el mejor aliado. 

Educación en cualquier lugar y en cualquier momento

La computación en la nube ha permitido a los estudiantes tomar el control de su propio aprendizaje. La nube actúa como la pizarra mediante la cual se da acceso a diversos materiales de aprendizaje sin importar el lugar ni dispositivo que tenga el estudiante. Todos los estudiantes acceden a un ambiente estandarizado que permite a los docentes optimizar el tiempo en clase y no preocuparse por qué dispositivo tiene cada uno de sus alumnos. Todos los estudiantes tienen acceso instantáneo y los aplicativos necesarios para la clase ya instalados en el escritorio virtual que van a usar. Además, tener una nube en el aula brinda información de uso de recursos digitales, y logra habilitar datos sobre el progreso de los estudiantes y los resultados académicos a través de portales y formularios en línea.

Seguridad informática

La principal preocupación de la mayoría de los padres en esta era digital es la seguridad. Como bien sabemos, los errores de seguridad se deben en un 90% a error humano, lo que obliga a varias escuelas a optar por soluciones SaaS para mejorar la seguridad y privacidad. La nube permite establecer medidas de seguridad necesarias y reportes sobre las mismas. Así pues, una universidad con administrativos que tengan que acceder a información sensible, como datos de contabilidad, puede hacerlo de forma segura usando el poder de la nube. 

El Software como Servicio (SaaS) también ayuda a eliminar múltiples desafíos típicos de TI para que la institución pueda concentrarse en su negocio principal, el de enseñar. Por ejemplo, reduce la complejidad del uso de los múltiples tipos de dispositivos que tienen los estudiantes, docentes y administrativos.

Ahorra dinero

Varias instituciones educativas pueden ahorrar dinero y tiempo en la gestión operativa de sistemas de TI en la nube. No es necesario que cada institución tenga un personal asignado para mantener la infraestructura física, con la nube un proveedor se encarga de eso. Un sistema de gestión alojado en la nube significa que un proveedor de software debe ser responsable de cualquier mantenimiento continuo y solución de problemas, haciendo copias de seguridad de los sistemas todas las noches y también instalando actualizaciones y parches de forma regular. 

Además, con la computación en la nube se puede hacer mejor uso de la infraestructura que ya tiene la universidad. En Qinaya por ejemplo, hemos trabajado con muchas instituciones que tenían salas de cómputo viejas y las renovamos por un cuarto del costo que hubiese sido la compra de nuevos computadores.

Habilita el aprendizaje virtual

La nube también ha jugado un papel muy importante en la habilitación del entorno de aprendizaje a distancia o virtual. Pasar del mundo físico al virtual ha permitido a muchas instituciones ampliar su área de cobertura. Por medio de la nube no hay necesidad de que los estudiantes vayan físicamente al campus, todo se puede hacer de manera digital. Por lo tanto, estudiantes que antes tenían que desplazarse horas para poder atender físicamente a sus clases, o incluso aquellos que no tenían acceso a una escuela, pueden acceder a una buena educación desde la comodidad de sus casas. La nube permite que la educación se vuelva cada vez más accesible para todos. 

Trabaja y estudia al mismo tiempo

La mayoría de los profesionales no pueden seguir una educación superior debido a varias razones, como las limitaciones financieras y el escaso tiempo libre con el que cuentan. La nube brinda una oportunidad para este tipo de profesionales, ya que puede mejorar sus credenciales profesionales y académicas al tomar capacitaciones avanzadas, cursos, estudios de nivel o incluso programas de grado desde cualquier lugar.

Conclusión

Uno de los sectores donde se ha sentido el mayor impacto de la computación en la nube es en la educación. La nube trae una serie de beneficios que resuelven varios desafíos que se tenían en este sector. ¿Cómo brindarle a los estudiantes los recursos digitales de la universidad? ¿Cómo tener herramientas del futuro desde cualquier dispositivo que tenga el estudiante? ¿Cómo expandir la educación a los lugares más remotos? La computación en la nube es un gran aliado de la educación y a medida que más instituciones educativas se adapten a esta tecnología veremos nuevas soluciones para llevar la educación a cada rincón. 

Si quieres conocer más sobre cómo hemos trabajado con instituciones educativas en Qinaya, revisa este link.